Icono del sitio Psicología para ti

¿Qué es la autoestima? Claves para mejorar tu autoestima

Autoestima, es un musculo que hay que desarrollar

La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos, es decir, el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones, experiencias y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos. Se trata de cómo nos sentimos con nosotros mismos.

La autoestima influye en muchos aspectos como el respeto y la confianza que sentimos por nosotros mismos. Influye en nuestras motivaciones, emociones, pensamientos, estado de ánimo, en muchas de nuestras capacidades como, por ejemplo, la de adaptarnos a las nuevas situaciones, en nuestros miedos y en cómo afrontamos nuestra vida pudiendo limitarnos o bloquearnos.

Si no sabes a qué nivel está tu autoestima, ponla a prueba en nuestro test haciendo clic aquí

Algunos mitos sobre la autoestima son:

Claves para aumentar la autoestima:

  1. Acepta tus defectos: todas las personas tenemos defectos, nadie es perfecto y tampoco tienes por qué serlo. Analiza tus defectos y aprende de ellos, y ten en cuenta que todas nuestras características tiene una parte negativa y otra positiva, que lo que consideras como una virtud puede ser en determinadas ocasiones un defecto y viceversa.
  2. Evitar flagelarse: deja de ser excesivamente exigente contigo mismo, no le des tanta importancia a tus defectos o lo que haces mal, pero sí intenta resaltar tus virtudes o lo que haces bien.
  3. Ser positivo: evita las quejas y la negatividad, cambia tus lamentos por frases positivas. Habitúate a reflexionar sobre tus virtudes y logros, reserva un momento del día para ello y repítete mensajes positivos sobre ti.
  4. Evita las comparaciones: todas las personas somos diferentes y tenemos muchas virtudes y defectos, cuando te comparas con otra persona, sin pretenderlo estas minando tu autoestima porque tendemos a darle más importancia a nuestros aspectos negativos y a los aspectos positivos de los demás.
  5. Supera emociones negativas hacía los demás: como el odio o la envidia, no pienses tanto en los demás. Cuando te sorprendas pensando en los demás piensa en ti, piensa en lo que te gustaría tener realmente y lo que necesitas para conseguirlo. Mentalízate de que, otra persona haya conseguido algo, no significa que tu no puedas conseguirlo y de que la vida no es una competición permanente. En este aspecto es muy importante no negar las emociones negativas, no te culpabilices por ellas, son intrínsecas en el ser humano, enfréntate a ellas y supéralas, en ocasiones te pueden servir como impulso o motivación.
  6. Márcate objetivos realistas: es importante que te pongas metas que seas capaces de lograr y, cuando las alcances, celebra tus triunfos y prémiate por ello, dándote algún capricho como recompensa.
  7. Confía en ti mismo: no dejes que nadie te diga lo que puedes o no hacer, piensa que eres capaz de conseguir aquello que te propongas. Acepta que no a todo el mundo le tienes que caer bien y estar de acuerdo con tus ideas.
  8. Compromiso y perseverancia: termina las cosas que empiezas, procura hacer cosas que realmente te motiven o que te interesen. Conciénciate que cuando haces algo para cumplir un objetivo tu esfuerzo merece la pena. Engaña a tu cerebro para llevar a cabo tareas que te requieren mucho esfuerzo, repite frases como “solo por hoy” o “el último día que hago esto”.
  9. Perdónate tus errores: para conseguirlo puedes llevar a cabo algunas tareas como escribirte a ti mismo una carta, leerla y pensar en ella. Cuando pase un tiempo, destrúyela. También es bueno que te repitas a ti mismo que todo el mundo comete errores, que nadie es perfecto, pero no pasa nada.
  10. Aprende a encajar las críticas: aceptar las criticas no es una tarea fácil, pero debemos saber que son necesarias para mejorar y sacar lo mejor de nosotros mismos. Cuando alguien nos hace una critica debemos analizarla, pensar si se trata de una crítica constructiva, o por el contrario destructiva y en las cosas que debemos mejorar o cambiar, es una oportunidad para ver un punto de vista diferente al nuestro. Muchas personas reaccionan muy mal ante las críticas, o bien de manera agresiva o excesivamente pasiva, ambas reacciones pueden reflejar inseguridad que se debe tratar.
  11. Respétate: Identifica tus valores o principios éticos y actúa acorde a ellos. Procura desarrollar una comunicación asertiva, expresa tus ideas respetando el punto de vista de los demás.
  12. Supera pequeños miedos: es lo que conocemos como salir de nuestra zona de confort, lleva a cabo actividades nuevas o diferentes que resulten un reto para ti.
  13. Enfréntate a los problemas: en muchas ocasiones nos centramos en lamentarnos y no en buscar soluciones a nuestros problemas, pregúntate cómo puedes resolverlo o que puedes hacer para solucionarlo. Procura no perder el tiempo en los problemas y céntrate en las posibles soluciones o medidas para paliar la situación.
  14. Cuídate: el autocuidado es una parte fundamental para la autoestima, es importante que te cuides, que dediques tiempo a mimarte, a arreglarte, a sacarte el máximo partido, que cuides tus hábitos, tu salud, tu bienestar psicológico, haz ejercicio físico o deporte, tu higiene corporal y de tu entorno.
  15. Sentido del humor: reír tiene muchas ventajas, por ello es importante aprender a reírse de tus errores y defectos.
  16. Realiza actividades solidaridad: realiza actividades para ayudar a los demás, sé solidario, apúntate de voluntario en una asociación, ONG u otro organismo sin ánimo de lucro. Llevar a cabo actividades solidarias mejora nuestra autoestima y además nos hace sentirnos útiles.

 

Bibliografía:

Salir de la versión móvil